El Derecho Civil ha sido y debe ser considerado como el núcleo primario del ordenamiento jurídico, del que las demás  disciplinas derivan y frente al cuál revisten un cierto carácter de especialidad. Constituye el sector del ordenamiento jurídico que se ocupa de la persona y sus diferentes estados, de su patrimonio y del tráfico de bienes.

Tan importante función del Derecho Civil exige la adopción de diversas medidas que permitan una permanente, apropiada y activa elevación de los conocimientos adquiridos por los egresados de la carrera de Licenciatura en Derecho que se desempeñan profesionalmente en este campo, y la adquisición por parte de los mismos de nuevas y consecuentes habilidades investigativas y laborales, en correspondencia con los nuevos avances de la Ciencia del Derecho, que les permitan un mejor desempeño como juristas.